952 10 26 13 // info@nolte-cocinas.es //
test

¿Limpiamos la cocina?

¿Limpiamos la cocina?
Nolte Cocinas, Encimeras

Una cocina de diseño es un lugar donde se usan una gran variedad de materiales a la hora de montarla y decorarla: la encimera, madera en los muebles, aluminio o acero inoxidable, cerámica, porcelana, piedra… Cada superficie necesita un cuidado especial, un mantenimiento y un tipo de producto para limpiarla y desinfectarla.

Hoy, en nuestro blog, hacemos un repaso de los productos adecuados para cada superficie.

Fogones: si tu cocina es de gas, se debe pasar una bayeta húmeda con un poco de desengrasante todos los días, tras usar la cocina. Pero, ¿estás cansado de frotar en las partes metálicas y los quemadores? Apunta este truquito: mete los fogones y los quemadores cada uno en una bolsa de plástico de cierre zip. Pon un poco de amoníaco en cada bolsa, agita y deja reposar durante 4 ó 5 horas. Después frota suavemente con un estropajo y un poco de lavavajillas común.

Vitrocerámica: es muy importante limpiar la vitrocerámica todos los días después de usarla. Si aun así tiene manchas, hay que usar el rascador con la superficie totalmente fría. Extiende un poco de limpiador común de vitrocerámica, lo puedes hacer con un poco de papel desechable de cocina, déjalo actuar por 10 minutos y utiliza después un trozo de papel seco para eliminar el limpiador de la superficie. Para quitar las marcas más difíciles de vertidos y residuos quemados, aplica directamente desengrasante sobre las manchas, si viene en spray  utiliza un algodón para aplicar e impregnar directamente sobre la marca. Déjalo actuar un par de minutos y retíralo con la parte rugosa de una esponja lavavajillas de doble cara.

Actualmente las vitrocerámicas ya no se instalan apenas en las cocinas modernas porque las placas de inducción salvan todas las desventajas de limpiar y rascar la vitrocerámica, son más eficientes y no queman.

Muebles:

Si son de madera, debes saber que la madera es uno de los materiales más difíciles de limpiar. Suelen absorber bastante fácil los líquidos, perder brillo e irse deteriorando paulatinamente. Si son muebles de madera maciza, con un paño húmedo con agua tibia, y no utilizar detergentes, productos fuertes, o disolventes.Después de limpiar con el paño, hay que secar para que la madera no se deteriore con una gamuza limpia, siempre frotando en el sentido de las vetas de la madera. Si el material es la madera laminada, lo mejor es también usar una bayeta de celulosa humedecida en agua tibia y jabón neutro y secarlo con una gamuza limpia de arriba a abajo o de izquierda a derecha, sólo en una dirección.Para limpiar los muebles lacados, sólo necesitas un paño limpio, agua y jabón. Una bayeta de microfibras de las que son más finas, pero con rugosidades, será perfecta, ya que no absorberá mucha agua, arrastrará mejor la suciedad sin arañar, y no deja pelusas. En cuanto al jabón, os recomendamos un jabón natural. Solamente tendremos que enjabonar una bayeta de algodón 100% con este jabón y limpiar las puertas y armarios de cocina. Aclarar con otro paño húmedo para eliminar restos de jabón y después secarlo, sobre todo.

Muebles de cocina en Málaga

Microondas:

Hay que meter en un bol con abundante agua y un limón a rodajas y ponerlo 5-6 minutos a potencia máxima. Déjalo reposar un poquito para que la humedad penetre bien y luego limpia la suciedad que quede dentro con un estropajo con lejía diluida en agua y tal vez algunas gotas de lavavajillas.

Encimera de mármol

Son muy delicadas, necesitan un tratamiento para impermeabilizar su porosidad. Limpiar con un paño con agua jabonoso (con lavavajillas), aclarar y secar inmediatamente.Desaconsejamos su uso por su extrema porosidad y lo delicado del material.

Encimeras de granito

El granito es un material natural, de piedra y resulta muy resistente. En el mercado encontramos normalmente dos tipos de granito: de origen nacional o de importación. Al ser un  material proveniente de la naturaleza, es un material poroso en mayor o menor intensidad en función del modelo, y por tanto sensible a mancharse y a retener cualquier líquido que le caiga encima. En Nolte Cocinas recomendamos limpiar una encimera de granito usando un paño de microfibra para quitar el polvo de la superficie, y a retirar cualquier mancha que podamos ocasionar cocinando con cierta rapidez para evitar que pueda calar en la encimera.

Encimeras de madera

Si lo que tienes es una encimera de madera o de postformado la limpieza debe de ser más delicada; utiliza agua y jabón neutro y después de nuevo, seca bien la superficie. Hazte con una tabla de cortar para no rayarla y mantenla siempre limpia pasándole un trapo para que no se incruste nada.

Encimeras de cuarzo (tipo Silestone, Compac o Quarella)

Las encimeras de cuarzo, muy utilizadas en el diseño de cocinas en los últimos años debido a sus colores y modelos, un plus para los más exigentes en la decoración.  Tienen una dureza bastante alta, y una baja porosidad, lo cual no impide que se puedan manchar  si dejamos una mancha durante varias horas. Otro elemento a tener en cuenta con este tipo de encimeras, es que pueden estropearse fácilmente por el calor de una olla o sartén que venga del fuego, la placa de inducción o el horno. En su composición llevan unas resinas que pueden resultar dañado con el calor, por ello muchos fabricantes recomiendan usar algún tipo de soporte para evitar el contacto directo de elementos calientes con la encimera.

Para limpiar una encimera de cuarzo lo recomendable es seguir las recomendaciones del fabricante, por lo normal productos de limpieza muy poco abrasivos.

Encimeras de acero inoxidable

No es lo más habitual encontrar una cocina doméstica con una encimera de acero inoxidable, pero hay algunas tendencias de decoración que hacen uso de este material en sus composiciones. Pese a lo práctico que resulta a la hora de limpiarlo o de realizar grandes superficies en una sola pieza, tiene por lo general un gran inconveniente, y es que resulta sensible a ralladuras y marcas. Por eso lo encontramos mucho en cocinas a nivel profesional (hoteles restaurantes, etc.), y no tanto a nivel de viviendas particulares.

Encimeras de Duropal

Son de las más cómodas y resistentes desde el punto de vista de la limpieza. por las propiedades mecánicas del propio material, no se manchan con ninguno de los productos que encontramos habitualmente en una cocina (vino, aceite, vinagre, frutas, etc.), da igual el tiempo al que esté expuesta a dicha mancha, su porosidad es del cero por ciento garantizado de fabrica, y resiste cualquier tipo de producto de limpieza doméstico, incluyendo la lejía. Las manchas se eliminan fácilmente con un paño húmedo.

En este sentido, en Nolte, tenemos un proceso de producción y fabricación de encimeras con una unión propia patentada. La encimera de Duropal es una superficie compuesta por distintas capas: una capa protectora, otra base, una capa de decoración, el relleno y el revestimiento. Está disponible en distintos tamaños de grosor y las hacemos a medida.

Por si fuera poco, su resistencia térmica al calor seco (que no sea fuego) es de 180ºC, pudiendo llegar a los 250ºC en períodos cortos, lo que significa en la práctica que podemos apoyar encima sartenes y ollas directamente del fuego sin miedo a quemarla. Resiste incluso la quemadura de un cigarrillo.

Y lo mejor, es muy resistente a los productos corrosivos. Puede limpiarse con lejía, amoníaco diluido, spray desengrasante o con el limpiador que se prefiera.

¿Tienes dudas? ¡Te ayudaremos a resolverlas! No dudes en contactar con Nolte Cocinas.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies